La EWZ volvió a dejar escapar otro partido en los instantes finales, que al igual que el de Terrassa en Liga, parecía que iba a finalizar en tablas. A falta de 40 segundos para finalizar el encuentro y con el balón recuperado por nuestra portera, que cuajó una gran actuación a lo largo del encuentro, es atacada por una jugadora rival que no había bajado a defender, sin embargo todo nuestro equipo había iniciado una contra sin darse cuenta de la posición apurada de la portera, el pase no llega a nuestras jugadoras y es recogido por la jugadora rival que marca a placer el tanto de la victoria para Rubí. El partido no puso comenzar mejor para los intereses de la EWZ, que comenzó mandando por un 0-3 en los instantes iniciales del partido, pero una desconexión en el último minuto de ese periodo hizo que se encajaran dos tantos y finalizara el parcial con 2-3. Mas de lo mismo ocurrió en el último segundo del tercer periodo donde se encajó el 5-6 para Rubí a falta de un segundo para finalizar el periodo. Y finalmente cuando parecía que el partido iba a terminar en tablas se produjo la desgraciada jugada ya comentada que dio la victoria a Rubí. De los siete goles encajados, cuatro lo fueron en los instantes finales de los distintos periodos. El equipo tiene un problema con la gestión de los partidos que comienza dominando de forma clara, ya pasó igual en el partido de la Copa de la Reina con Terrassa. En cuanto el rival se acerca, el equipo se queda bloqueado y deja toda la iniciativa al rival perdiendo toda la frescura en el ataque y terminando por no sacar adelante el partido. Nuestras jugadoras tienen que realizar un trabajo, fundamentalmente  anímico, para superar estas situaciones. Quedan todavía partidos para sumar los puntos necesarios para conseguir la tranquilidad. Esperemos que sean en la próxima jornada frente a Madrid Moscardó que se disputará en horario no habitual, a las 16.30 el próximo sábado, televisado de nuevo por streaming.

Categories: Liga Iberdrola DHF, RFEN

Comments are closed.