En la despedida de Andrea

Nuestro colaborador Juan Pablo Montaner ha conversado con Andrea Blas después del anuncio de su retirada de la competición.

Ha llegado ese momento tan duro para todo deportista en el que se decide decir adiós.

La verdad es que sí. Ya tomé la decisión cuando terminó la temporada pasada. Hablé con mis compañeras y con el entrenador, así que ellos ya lo sabían. Quería desconectar un poco y descansar este verano y decidí que sería ahora en septiembre cuando hiciera pública mi retirada.

¿Le ha costado mucho tomar esta decisión?

Si, sin duda. Pero por unas cosas o por otras considero que ha llegado el momento de dejarlo. La verdad es que en el momento en el que me lo planteé no dudé ni un segundo en lo que quería hacer y en lo que pensaba que era mejor para mí.

Es el momento de echar la vista atrás y hacer balance tras una larga y exitosa carrera. ¿Qué momentos recuerda con especial cariño y con qué momentos se queda Andrea Blas?

Sobre todo con mi etapa con la selección. Es verdad que con la Escuela Waterpolo Zaragoza he vivido momentos muy buenos también y que allí he aprendido todo lo que sé sobre el waterpolo. Pero sin duda los momentos vividos con la selección nacional es de lo que más me acuerdo.

También imagino que recordará aquel momento por el que tantas veces le han preguntado a lo largo de estos años, esa primera vez en que se tiró a la piscina y cogió un balón de waterpolo…

¡Claro! Tenía entonces 7 añitos y me inicié en la piscina de Bomberos, de la que ya prácticamente no he salido desde entonces. Gracias a mi hermano descubrí este deporte y desde entonces ha sido y será mi pasión, sin duda.

Y aquel día en el que arrancó todo, ¿se imaginaba que sería todo como se ha dado después en su carrera?

¡Para nada! Yo nunca pensé que iba a llegar a participar en unos Juegos Olímpicos, que iba a estar convocada tantas veces con la selección española, que iba a conseguir las medallas que he conseguido…

¿Qué le dijeron sus compañeras cuando les comunicó que había llegado el momento de salir de la piscina?

Ellas respetan mi decisión. Al finalizar la temporada les dije que tenía tomada la decisión de no continuar y me dijeron que me replanteara la decisión y aguantara un año más. Pero la verdad es que en todo momento han respetado mi decisión y lo que he querido hacer.

¿Y su familia, que siempre le ha acompañado en este largo camino, qué le dice?

Ellos sobre todo me dijeron que tenía que hacer lo que yo sintiera. Que si me sentía segura con esta decisión y quería dar este paso, ellos me iban a apoyar en todo momento con esta decisión como siempre lo han hecho.

Ahora le espera una vida fuera de la piscina, ¿teme que le cueste acostumbrarse a eso?

Bueno, por ahora estoy muy contenta porque estoy trabajando como fisio, que es lo mío, y estoy muy contenta porque era algo que antes no tenía. Ahora tengo una rutina de trabajo a la que me he adaptado muy bien y eso me ayudará a llevar la vida fuera de la piscina.

Pero esas rutinas de entrenamientos, partidos, viajes… ¿Las echará de menos?

Me imagino que sí que las echaré en falta, pero es lo que toca a partir de ahora y hay que acostumbrarse. Si realmente algo se echa de menos, una no lo deja… Por supuesto, cada sábado voy a ir a ver a mis compañeras jugar y darles todos mis ánimos y todas mis fuerzas para que sigan una temporada más en División de Honor.

andrea_budapest_med-copia

También te podría gustar...